Espiral de colores (cilindro)

 1 – Toma varios churritos de colores de la misma medida.

2 – Despunta cada extremo de todos los churros.

3 – Con la ayuda del silicón une cada tramo de los churros.

espiral-de-colores

4 – El tramo quedará del largo que desees y según la pieza que vayas a realizar.

5 – Comienza a enroscar la tira de churritos, coloca silicón en los costados para ir fijando el cilindro.

6 – Algunas piezas requieren de un cilindro parejo, es decir del mismo ancho del principio al final, pero otros proyectos requieren ir ampliando o reduciendo.

7 – Al final tu cilindro quedará hueco por dentro pero con la suficiente resistencia para formar la pieza que necesites.

fuente: El mundo del papel crepe